Beneficios del aceite de cannabis

Hablemos un poco del cannabis en Estados Unidos

El Cannabis medicinal: Existen pocos temas que pueden provocar las emociones más fuertes entre los médicos, científicos, investigadores, políticos y el público en general que el cannabis. ¿Es seguro? ¿Debería ser legal? ¿Despenalizado? ¿Se ha probado su efectividad? ¿Para qué condiciones es útil? ¿Es adictivo? ¿Cómo lo mantenemos fuera del alcance de los adolescentes? ¿Es realmente la “maravilla” lo que la gente dice que es? ¿Es el cannabis una táctica para legalizar el marihuna en general?

Estas son solo algunas de las excelentes preguntas sobre este tema. Pero, preguntas que se irán evitando cuidadosamente para poder enfocarnos en dos áreas específicas: ¿por qué los pacientes lo encuentran útil y cómo pueden hablarlo con su médico?

Hoy en día, el cannabis medicinal es legal, a nivel estatal, en 29 estados y en Washington, DC, dentro de los Estados Unidos. Sin embargo, es ilegal desde la perspectiva del gobierno federal. La administración de Obama no hizo que el procesamiento del cannabis fuera una prioridad menor.

Por otra parte, el presidente Donald Trump prometió no interferir con las personas que consumen cannabis. Sin embargo, actualmente su gobierno amenaza con revertir esta política. Cerca del 85 por ciento de los estadounidenses está de acuerdo con la legalización del cannabis. Por lo tanto, se estima que al menos varios millones de estadounidenses lo usan actualmente.

Otros tipos de cannabis

Asimismo, menos controvertido es el extracto de la planta de cáñamo conocida como cannabis medicinal, que significa cannabidiol; porque este componente del cannabis medicinal tiene pocas propiedades intoxicantes, si es que tiene alguna. El cannabis medicinal en sí tiene más de 100 componentes activos. El THC, que significa tetrahidrocannabinol; es el químico que causa el estado de subidón que acompaña al consumo de cannabis medicinal. Las cepas dominantes de CANNABIS tienen poco o ningún THC. Por lo tanto, los pacientes informan muy poca o ninguna alteración en la conciencia.

No obstante, los pacientes sí reportan muchos beneficios de la CANNABIS,. Estos van desde aliviar el insomnio, la ansiedad, la espasticidad y el dolor; hasta el tratamiento de afecciones potencialmente mortales como la epilepsia. Una forma particular de epilepsia infantil llamada síndrome de Dravet es casi imposible de controlar, pero responde dramáticamente a una variedad de cannabis medicinal dominante en el CANNABIS llamada la Telaraña de Charlotte. Los videos de esto son bastante dramáticos.

Beneficios del cannabis

El cannabis tiene muchas propiedades beneficas para el organismo. existen muchos estudios relacionados a esto que permite establecer conclusiones definitivas en cuanto al uso de este producto como medicina alternativa para aliviar diferentes dolencias. Estas dolencias pueden sr muy leves, hasta curar dolencias más agudas como las provocadas por el cáncer.

Por supuesto, el uso más común del cannabis en los Estados Unidos es para controlar el dolor. Pues bien, el cannabis medicinal no es lo suficientemente fuerte como para el dolor intenso, por ejemplo, el dolor postquirúrgico o un hueso roto; es bastante eficaz para el dolor crónico que afecta a millones de estadounidenses, especialmente a medida que envejecen. Asimismo, una parte de su atractivo es que claramente es más seguro que los opiáceos. Es es imposible tomar una sobredosis y es mucho menos adictivo. También, puede reemplazar a los AINE como Advil o Aleve, si las personas no pueden tomarlos debido a problemas con sus riñones o úlceras.

Especialmente, el cannabis medicinal parece aliviar el dolor de la esclerosis múltiple y el dolor nervioso en general. Esta es un área donde existen pocas otras opciones. Asimismo, las que lo hacen, como Neurontin, Lyrica u opiáceos, son altamente sedantes. Los pacientes afirman que el cannabis medicinal les permite reanudar sus actividades anteriores sin sentirse completamente fuera de ella y desconectados.

Otros efectos del cannabis

En este sentido, se dice que el cannabis medicinal es un fantástico relajante muscular, y las personas confían en su capacidad para disminuir los temblores en la enfermedad de Parkinson. También he oído hablar de su uso con bastante éxito para la fibromialgia, la endometriosis, la cistitis intersticial y la mayoría de las otras afecciones en las que la vía común final es el dolor crónico.

El cannabis medicinal, también, se usa para controlar las náuseas y la pérdida de peso, y se puede usar para tratar el glaucoma. Un área de investigación altamente prometedora es su uso para el TEPT en veteranos que regresan de las zonas de combate. Muchos veteranos y sus terapeutas informan sobre una mejora drástica y piden más estudios y que se aflojen las restricciones gubernamentales en su estudio. También se informa que el cannabis ayuda a los pacientes con dolor y síndrome de desgaste asociado con el VIH, así como con el síndrome del intestino irritable y la enfermedad de Crohn.

Esto no pretende ser una lista inclusiva, sino más bien dar una breve encuesta de los tipos de condiciones por las cuales el cannabis puede brindar alivio. Al igual que con todos los recursos, los reclamos de efectividad deben ser evaluados críticamente y tratados con precaución.

Y qué pasa con los médicos

Actualmente, muchos pacientes se encuentran en la situación de querer aprender más sobre el cannabis, pero se sienten avergonzados de hablar con su médico. Esto principalmente se debe, en parte, a que la comunidad médica ha sido, en su conjunto, demasiado indiferente a este problema. Los médicos ahora están poniéndose al día y tratando de mantenerse a la vanguardia del conocimiento de sus pacientes sobre este tema. Otros pacientes ya están usando cannabis, pero no saben cómo decírselo a sus médicos por temor a ser reprendidos o criticados.

Y los pacientes

Una de las mejores cosas que puede haer una persona es ser sincero con su médico de confianza. Esto indicaría, una gran precisión en el acierto de un diagnostico favorable al padecimiento del paciente. Por ello, es esencial que los paciente sean muy acertivos al momento de consultar con su médico.

El mejor consejo que se puede dar a los pacientes es ser completamente abiertos y honestos con sus médicos y tener altas expectativas de ellos. Dígales que considera que esto es parte de su cuidado y que espera que se los instruya al respecto, y que al menos pueda señalarle la dirección de la información que necesita.

Mi consejo para los médicos es que sean pacientes profesionales, neutrales o en contra del cannabis, los pacientes la aceptan y, aunque no contamos con estudios rigurosos ni pruebas “estándar de oro” de los beneficios y riesgos del cannabis medicinal, debemos aprenda sobre esto, sea abierto y, sobre todo, no juzgue. De lo contrario, nuestros pacientes buscarán otras fuentes de información menos confiables; continuarán usándolo, simplemente no nos lo dirán, y habrá menos confianza y fortaleza en nuestra relación médico-paciente. A menudo escucho quejas de otros médicos que dicen que no hay evidencia adecuada para recomendar el cannabis, pero hay aún menos evidencia científica para meter nuestras cabezas en la arena.

Beneficios y usos del aceite de cannabis

El tetrahidrocannabinol es el principal cannabinoide psicoactivo que se encuentra en el cannabis y causa la sensación de “alta” que a menudo se asocia con la marihuana. Sin embargo, el cannabis no es psicoactivo. Esta calidad hace del cannabis una opción atractiva para aquellos que buscan alivio del dolor y otros síntomas sin los efectos mentales de la marihuana o ciertas drogas farmacéuticas.

El aceite de cannabis se elabora extrayendo cannabis de la planta y luego diluyéndolo con un aceite portador como el aceite de coco o de semilla de cáñamo. Está ganando impulso en el mundo de la salud y el bienestar, con algunos estudios científicos que confirman que puede ayudar a tratar una variedad de enfermedades como el dolor crónico y la ansiedad.

De donde se extrae

El aceite de Cannabis se elabora extrayendo de la planta de cannabis y luego diluyéndolo con un aceite portador como el aceite de coco o de semilla de cáñamo. Está ganando impulso en el mundo de la salud y el bienestar, con algunos estudios científicos que confirman que puede ayudar a tratar una variedad de enfermedades como el dolor crónico y la ansiedad. Aquí hay siete beneficios para la salud del aceite de cannabis que están respaldados por evidencia científica.

Enumeremos los beneficios del aceite de cannabis

1. Puede aliviar el dolor

Los estudios han demostrado que el cannabis puede ayudar a reducir el dolor crónico, reducir la inflamación e interactuar con los neurotransmisores. Una combinación de cannabis y THC es efectiva en el tratamiento del dolor relacionado con la esclerosis múltiple y la artritis. Un aerosol oral llamado Sativex, que es una combinación de THC y cannabis, está aprobado en varios países para tratar el dolor relacionado con la esclerosis múltiple.

2. Podría reducir la ansiedad y la depresión

La ansiedad y la depresión son trastornos de salud mental comunes que pueden tener efectos devastadores en la salud y el bienestar. Según la organización mundial de la salud, la depresión es el mayor contribuyente a la discapacidad en todo el mundo, mientras que los trastornos de ansiedad ocupan el sexto lugar. La ansiedad y la depresión generalmente se tratan con medicamentos, que pueden causar varios efectos secundarios, como somnolencia, agitación, insomnio, disfunción sexual y dolor de cabeza.

El aceite de cannabis se ha mostrado prometedor como tratamiento para la depresión y la ansiedad, lo que hace que muchos de los que viven con estos trastornos se interesen en este enfoque natural.

3. Puede aliviar los síntomas relacionados con el cáncer

El cannabis puede ayudar a reducir los síntomas relacionados con el cáncer y los efectos secundarios relacionados con el tratamiento del cáncer, como náuseas, vómitos y dolor. El cannabis también puede ayudar a reducir las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, que se encuentran entre los efectos secundarios más comunes relacionados con la quimioterapia para las personas con cáncer. Aunque hay medicamentos que ayudan con estos síntomas angustiantes, a veces son ineficaces, lo que lleva a algunas personas a buscar alternativas.

4. Puede reducir el acné

El acné es una afección cutánea común que afecta a más del 9 por ciento de la población. Se cree que está causada por una serie de factores, entre ellos la genética, las bacterias, la inflamación subyacente y la sobreproducción de sebo, una secreción oleosa producida por las glándulas sebáceas de la piel. Basado en estudios científicos recientes, el aceite de cannabis puede ayudar a tratar el acné debido a sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para reducir la producción de sebo.

5. Podría tener propiedades neuroprotectoras

Los investigadores creen que la capacidad del cannabis para actuar sobre el sistema endocannabinoide; y otros sistemas de señalización cerebral puede proporcionar beneficios para las personas con trastornos neurológicos. De hecho, uno de los usos más estudiados para el cannabis es en el tratamiento de trastornos neurológicos; como la epilepsia y la esclerosis múltiple. Aunque la investigación en esta área todavía es relativamente nueva, varios estudios han mostrado resultados prometedores.

6. Podría beneficiar la salud del corazón

Investigaciones recientes han vinculado el cannabis con varios beneficios para el corazón y el sistema circulatorio; incluida la capacidad para disminuir la presión arterial alta. La presión arterial alta está relacionada con un mayor riesgo de una serie de afecciones de salud; como apoplejía, ataque cardíaco y síndrome metabólico.

 

7. Varios otros beneficios potenciales

El cannabis se estudia por su papel en el tratamiento de una serie de problemas de salud distintos a los descritos anteriormente. Aunque se necesitan más estudios, se piensa que el cannabis proporciona los siguientes beneficios para la salud: Efectos antipsicóticos: los estudios sugieren que la cannabis puede ayudar a las personas con esquizofrenia y otros trastornos mentales al reducir los síntomas psicóticos.

¿Hay algún efecto secundario?

Aunque el cannabis es generalmente bien tolerado y considerado seguro, puede causar reacciones adversas en algunas personas.

Los efectos secundarios observados en los estudios incluyen: diarrea; cambios en el apetito; fatiga. También se sabe que el cannabis interactúa con varios medicamentos. Antes de comenzar a usar el aceite de cannabis; discútalo con su médico para garantizar su seguridad y evitar interacciones potencialmente dañinas.

Otro fondo

El aceite de cannabis se estudió por su papel potencial en el tratamiento de muchos problemas de salud comunes; como ansiedad, depresión, acné y enfermedades cardíacas. Para las personas con cáncer, incluso puede proporcionar una alternativa natural para aliviar el dolor y los síntomas. La investigación sobre los beneficios potenciales para la salud del aceite de cannabis está en curso; por lo que seguramente se descubrirán nuevos usos terapéuticos para este remedio natural.

Aunque hay mucho que aprender acerca de la eficacia y la seguridad del cannabis. Los resultados de estudios recientes sugieren que: el cannabis puede proporcionar un tratamiento natural seguro; y poderoso para muchos problemas de salud.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *