cbd en el espacio

Cbd en el espacio, ¿es posible o no cultivarla?

Space Tango, empresa de bioingeniería norteamericana que se dedica a la fabricación e investigación de todo lo que tenga que ver con microgravedad, está cultivando actualmente variedades de marihuana ricas en CBD en un ambiente de microgravedad. Sí. ¡Estás leyendo bien!

De acuerdo con la información que se conoce, Space Tango tiene actualmente dos micro laboratorios en la estación espacial internacional. Con ellos buscan investigar qué cambios o nuevas características pueden aparecer en las plantas de marihuana ante un ambiente de microgravedad.

“Cada vez que un nuevo tipo de plataforma de física se ha aprovechado con éxito, como el electromagnetismo, esto ha conducido al crecimiento exponencial de nuevos conocimientos, beneficios a la humanidad y formación de capital”, expresó el co-fundador y presidente de Space Tango. Luego afirmó que usando microgravedad ven un futuro en el que los avances de salud ya no serán solo en la Tierra, sino en el exterior.

¿Cuál fue el primer CBD en el espacio?

El lanzamiento profesional de cbd al espacio más conocido es el Space Weed Bro. Sin embargo, quienes tienen el mérito por ser los primeros en enviar cannabis al espacio son Seed Hub. En 2013 enviaron una bolsa de cogollos.

Space Weed Bro grabó todo el lanzamiento y el recorrido del experimento. Cuando recuperaron los cogollos, los probaron. No obstante, no hicieron ningún estudio o documentación del mismo.

¿Cómo funciona el CBD en el exterior?

Durante miles de años se ha conocido el proceso de adaptación. Por ejemplo, los hombres que ya tienen tiempo viviendo en lugares como Canadá o Alaska, donde las temperaturas en la mayor parte del año son muy bajas, están acostumbrados al frío. Antes eso quizá no ocurría. Pero por el tiempo termina pasando. Si una persona de un clima cálido se muda a estos lugares, probablemente la pase mal los primeros meses. Luego, con el tiempo, terminará acostumbrándose. Será ahora un clima normal.

Algo similar pasa con las plantas, incluso con la de marihuana. Cuando sufren de estrés buscan en su código genético mecanismos y componentes que les ayuden a adaptarse y sobrevivir a los nuevos cambios. Es natural en todas las especies vivas. La supervivencia es un instinto. En este caso, este instinto les ayuda a superar el estrés al que se someten.

Entender cómo funcionan las plantas en un ambiente donde la gravedad es baja puede aportar nuevos datos que terminan siendo nuevos descubrimiento de características genéticas y diversas aplicaciones biomédicas, que al final terminarían beneficiando a toda la humanidad. 

Space Tango envía CBD al espacio

La empresa de bioingeniería ha creado una subempresa centrada totalmente en la industria del cannabis. Esta subempresa actualmente se dedica a enviar muestras de marihuana con altos contenidos en CBD a la estación espacial internacional y luego le proporciona los datos a Space Tango.

Sin embargo, los investigadores que se encuentran en la estación espacial trabajando en el proyecto no están del todo convencidos respecto a si de verdad estos experimentos utilizando baja gravedad produzcan resultados que luego se transformen en nueva tecnología o, incluso, en algún tipo de conocimiento científico en un futuro cercano. Cabe destacar que los científicos sí apoyan la idea de que aplicar baja gravedad a seres vivos pueden traer avances o conclusiones importantes respecto al tema.

Atalo Holdings es una institución de alta tecnología integrada verticalmente a Space Tango. Esta ofrecerá semillas certificadas de cáñamo y su experiencia en el área a la empresa. “Nos sentimos orgullosos de unirnos a Space Tango en esta empresa y esperamos con interés los avances que creemos que provendrán de la confluencia de la biología vegetal y la microgravedad”, comentó William Hilliard, CEO de Atalo.

Este proyecto es bastante atractivo para Space Tango ya que la marihuana es una industria que está surgiendo rápidamente. Según indican muchas personas especializadas en el área y muchos estudios, el cbd puede tener un uso potencial que hasta el momento no se ha utilizado como debe ser. Todavía queda mucho por descubrir para la ciencia.

 

Artículos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *